Loading...

miércoles, 26 de enero de 2011

El amor cristiano







Título: El amor cristiano

Trasfondo Bíblico: 1 Corintios 13:1-13

Verdad Central: El amor es la virtud cristiana más grande y necesaria.

Texto Áureo: Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor (1 Corintios 13:13).

Objetivos:

1. Reconocer el amor como el motivo fundamental en todos los aspectos de la vida cristiana.

2. Modelar las expresiones del amor siguiendo el ejemplo dado por Cristo.

Bosquejo

I. El amor es importante

A. El camino más excelente

B. Sin amor no hay nada

II. Las características del amor

A. La definición de Dios del amor

B. Sufre, cree, espera, soporta

III. El amor es eterno

A. En parte y completo

B. Lo terrenal y lo celestial

Introducción

En medio de su enseñanza sobre los dones espirituales. Pablo insertó una lección sobre la naturaleza del amor de Dios que tiene su propio capítulo aparte, 1 Corintios 13. Se conoce como el "capítulo del amor". Ágape es una palabra que muchos cristianos reconocen.

El tema del amor es tan importante que Pablo describió en detalle cómo Dios lo ve.

Al enfatizar tanto el amor. Pablo no estaba menospreciando la importancia de los dones; se dirigía a los cristianos cuya carnalidad y falta de entendimiento espiritual les hacía olvidar el motivo de los dones. Tenían que entender que el motivo de cualquier manifestación espiritual es muy importante, y que el único motivo aceptable es el amor. Los dones más espectaculares perderán su valor si se practican con orgullo. Si la persona que manifiesta un don tiene celos, dureza, indecencia o enojo, no aprovechará nada para sí ni para los demás. Estas eran palabras fuertes para una congregación dividida por su apego a maestros humanos. Sin embargo, la gente que se comportaba indecentemente en las reuniones de comunión necesitaba una exhortación así. El mensaje no tiene límite de tiempo, porque el amor es un tema que se debe proclamar en la Iglesia una y otra vez.

Comentario Bíblico

I. El amor es Importante (1 Corintios 13:1-3)

A. El camino más excelente

Pablo hizo una transición cuidadosa de la enseñanza sobre los dones espirituales al tema del amor. El último versículo del capítulo previo presenta una nueva clase de enseñanza. Algunos que creen que los dones espirituales ya no están en operación dirían que 1 Corintios 12:31 y 13:1 quieren decir que es mejor tener amor que practicar los dones. Tal interpretación de las Escrituras es incorrecta.

Pregunta:

¿Por qué fue necesario que Pablo incluyera una enseñanza sólida sobre el amor con sus instrucciones sobre los dones espirituales?

Pablo quería que los corintios tuvieran tanto los dones espirituales como el amor. No es un caso de decidir entre, los dos. El amor es el "camino" más excelente" porque ayuda a descubrir cuáles son los "dones mejores". El amor muestra cuáles son los dones de mayor beneficio a otros. El capítulo 13 es una transición entre el 12 (donde parece que algunas personas deseaban los dones para mejorar su imagen) y el 14 (donde el apóstol trata de la confusión en cuanto al uso de los dones espirituales.)

B. Sin amor no hay nada

El tema que sobresale en 1 Corintios 13 es que sin amor, todo es inútil, inclusive los dones espirituales. Pablo hablaba en sentido figurado usando una hipérbole o exageración deliberada para recalcar algo, citando las alturas más extremas a las cuales los dones espirituales pueden llevar al creyente, y luego diciendo que sin el amor estos dones espirituales no serán útiles. Pablo citó los diversos dones de lenguas, profecía, ciencia, fe y ayuda, describiendo su uso con muchos detalles. En cada caso, él declaró que el don no tendría valor si no fuere motivado por el amor.

Con el don de lenguas. Pablo podría hablar no sólo en lenguas humanas sino en las de ángeles, pero si no tenía amor, su voz seria como los sonidos ásperos y desagradables de alguien que golpea un pedazo de metal o hace sonar los címbalos. La palabra griega traducida "resuena" se traduce "bramido" en Lucas 21:25, que es el otro versículo donde se encuentra en el Nuevo Testamento. Allí se refiere al sonido fuerte de las olas del mar. La palabra traducida "retiñe" significa "dar campanadas".

En el capítulo 14 Pablo respaldó el don de profecía, pero en el 13 declaró que no seria nada si no practicaba ese don con amor. Dios le había revelado numerosos misterios a Pablo, como se sabe, de pasajes como 2 Corintios 12:1-6. Mas aún había misterios que Pablo no conocía. Aunque Dios le revelara todos los misterios, no seria nada si carecía del amor.

El apóstol tenía mucho conocimiento y también fe. No decía que hubiera alcanzado el nivel más alto, pero aunque fuera así, no le ayudaría si carecía del amor. No habla de la fe salvadora sino más bien del don de fe que obra milagros. Pablo aparentemente había oído la enseñanza de Jesús de que la fe puede mover montañas (Mateo 17:20; 21:21), pero sin amor, tal maravilla no tendría ningún valor.

Pregunta:

¿Qué otro motivo aparte del amor puede hacer que la gente dé a los pobres?

Dar al pobre produce la admiración de todos, pero si un individuo iba al extremo de dar todo lo que tenia para alimentar a los pobres por orgullo o posición social, no tendría recompensa de Dios ("de nada me sirve").

La historia de la Iglesia está llena de relatos inspiradores de mártires. Pablo lo fue, pero aun el ser quemado en la hoguera o sufrir algún otro tipo de martirio no tendría significado si el mártir no tuviera amor.

En este capítulo, se examinan los motivos. Dios considera no sólo lo que hacemos sino la razón para hacerlo. Los dones espirituales pueden usarse para llamar la atención y el conocimiento para mejorar una situación. Aun la generosidad financiera puede ser inspirada por otros motivos y no por el deseo de ayudar. Las personas que quieren llamar la atención a si mismas pueden usar una experiencia de sufrimiento para alcanzar ese fin. No importa cuan grandes parezcan las acciones a los ojos del hombre, Dios mira al corazón para ver si el motivo es el amor a El y los demás

II. Las características del amor (1 Corintios 13:4-7)

A. La definición de Dios del amor

Como un diamante de muchas facetas, el amor tiene muchos aspectos. No se puede definir en pocas palabras. En los versículos 4-7 el Espíritu Santo da una descripción del amor que Dios desea ver manifestado en sus hijos. Algunas características del amor se presentan en forma positiva y explican lo que es el amor. Pablo enfatizó lo que el amor no es.

"El amor es sufrido, es benigno." En griego, la palabra traducida "sufrido" significa de "buen genio". También se traduce "paciente", "paciencia", o "pacientemente". La palabra usada en Lucas 18:7 es "tardará", y "paciente" en 2 Pedro 3:9.

Esta calidad de amor le dará al cristiano la capacidad de soportar con paciencia y sin reproche periodos largos de maltrato. El que es "sufrido" no se enojará ni se sentirá frustrado cuando los tiempos de prueba y tribulación sean largos.

La bondad tiene mucho que ver con la paciencia. Si las personas son poco amables es porque se les acaba la paciencia y se desquitan de su frustración usando palabras o acciones fuertes.

Pregunta:

¿Cómo se relacionan la jactancia y la envidia?

"El amor no tiene envidia... no es jactancioso, no se envanece." Estas tres cualidades se relacionan de tal manera que una parece llevar a la otra. La envidia es casi un sinónimo de la codicia, que se prohíbe en el décimo mandamiento. Pablo la pone en la misma categoría de la idolatría (Colosenses 3:5) porque implica adorar las cosas materiales como si fueran ídolos. Una persona llena de amor puede ver a otros gozando de las cosas materiales y sentirse feliz por ellos, en vez de sentir rencor y desear riquezas para si solamente.

A veces la jactancia exagerada viene de la envidia. El que se jacta quiere comunicar el mensaje: "Yo soy mejor que esa persona no importa lo que tenga." Los que se jactan frecuentemente lo hacen sin pensar en los sentimientos de los demás. El amor pone freno a tal comportamiento para no hacer daño a otros con los elogios egoístas.

El amor mantiene la estima o amor propio bajo control. La persona que tiene amor no desea parecer más importante que otros ni rebajarlos.

El amor "no hace nada indebido", es decir, no es descortés; tiene buenos modales. El amor reconoce que el comportamiento rudo y áspero ofende a otros, y los que tienen amor lo evitan.

El amor "no busca lo suyo." No es egoísta. Los que tienen amor se preocupan verdaderamente del bienestar y la comodidad de otros.

El amor "no se irrita, no guarda rencor." No se enoja ni se frustra muy pronto. El amor no deja que la persona pierda la paciencia. De la palabra griega que se traduce "irrita" viene "paroxismo", o sea emociones o acciones violentas. Se traduce "enardecía" en Hechos 17:16 donde se refiere a la conmoción en el espíritu de Pablo por la idolatría de Atenas.

"No guarda rencor" quiere decir que el amor no toma nota de las injusticias, ya sean verdaderas o imaginarias. La persona controlada por el amor no ve ofensa ni insulto en cada acción o palabra de otra persona. El creyente controlado por el amor no interpreta todo para mal, especialmente lo que otros dicen de él o sus acciones respecto a él.

El amor "no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad". Cuando alguien está lleno de amor no disfruta al oír de los pecados de otros ni de los chismes. El amor encuentra su gozo cuando se exalta la verdad y las personas viven de acuerdo a las normas de Dios. Los que están llenos de amor preferirían hablar de estas situaciones en vez de pensar en historias en que se resalta la conducta impía.

B. Sufre, cree, espera, soporta

El amor "todo lo sufre". La palabra griega traducida "sufrir" es sinónimo de "soportar" en 1 Corintios 9:12 donde Pablo dijo que se abstenía de recibir ayuda financiera de la iglesia para no poner obstáculo al evangelio. La idea es la de soportar algo a costo personal. El amor ayuda a limitar los legítimos derechos para hacer la obra del Señor. Al soportar todas las cosas uno también controla sus sentimientos bajo presión.

Pregunta:

"Todo lo cree" ¿implica creer todo lo que le cuenten a uno?

El amor "todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta". Creer todas las cosas no implica ser crédulo. En este contexto parece decir que el amor no es sospechoso ni cínico. Hace el esfuerzo por creer lo mejor, no lo peor, de los demás.

La capacidad del amor para mantener viva la esperanza hace que los creyentes sean alegres y optimistas, viendo el propósito de Dios en cada situación.

Soportar significa permanecer firme durante el sufrimiento o desgracia sin darse por vencido. El amor da fortaleza y fe durante las pruebas para ver la mano de Dios en todo. Por esta razón no se lucha con amargura contra las circunstancias desagradables.

Al considerar cómo el Espíritu Santo define el amor, hay que reconocer que todas estas características estaban presentes en el carácter de Jesús. En efecto, estos versículos lo describen en sus relaciones con los demás.

Hay cristianos que son verdaderos modelos del amor divino,' pero el ejemplo perfecto es Jesucristo.

III. El amor es eterno (1 Corintios 13:8-13)

A. En parte y completo

En estos versículos, Pablo contrasta el amor con las cosas temporales aunque necesarias. La palabra griega que aquí se traduce "deja de ser" se usa en Santiago 1:11 cuando dice que "la hierba se seca, su flor se cae". El amor nunca se marchitará ni se caerá.

Los tres dones espirituales mencionados en el versículo 8: Profecía, lenguas y ciencia, representan los dones mencionados en 1 Corintios 12:7-11. Por el momento son necesarios, pero vendrá el día cuando habrán cumplido su función y dejarán de ser.

Pregunta:

¿En qué sentido es nuestro conocimiento actual sólo "en parte"?

En esta época, la profecía, las lenguas y la interpretación no pueden dar un discernimiento espiritual completo. Por ahora sólo se puede conocer en parte. El conocimiento será completo sólo "cuando venga lo perfecto". Esto ocurrirá cuando Jesús regrese y complete el plan de Dios. La perfección se alcanzará sólo en el cielo. Allí no habrá necesidad de los dones espirituales. Su ministerio es para la época de la Iglesia y no tendrá propósito en el cielo, pero Pablo no menospreciaba el uso de los dones espirituales. Son útiles y valiosos, pero sólo durante la época presente.

B. Lo terrenal y lo celestial

La comparación entre las experiencias terrenales y lo que espera en el cielo es como la diferencia entre las experiencias de un niño y un adulto. Se olvidan las cosas que parecían muy importantes en la niñez o a veces se recuerdan con una sonrisa en la edad madura.

Pregunta:

¿Por qué es nuestro panorama actual como el reflejo que recibimos de un espejo empañado?

Pablo también comparó el presente y el futuro refiriéndose a los espejos, que en su época eran de metal pulido. Aun los mejores espejos de esos días no reflejaban una imagen muy clara. La palabra enigma viene de la palabra griega traducida "oscuramente". En esta vida sólo se ven reflejos enigmáticos, pistas incompletas de lo que el futuro ha de ser, pero en el cielo todo será diferente. Cuando el creyente vea al Señor cara a cara, lo conocerá como El conoce al creyente, aunque jamás podrá compararse con Él.

En esta vida se halla el sustento en la fe, la esperanza y el amor. En el cielo ya no habrá necesidad de fe y esperanza, porque la fe se convertirá en lo que se ve y la esperanza será realizada, pero, ¿faltará amor en el cielo? Por supuesto que no. Las escenas de ese hogar eterno jamás dejarán de estar saturadas por el amor. Por eso Pablo dijo que el amor es mayor que la fe y la esperanza.

Los cristianos anhelan ver el día cuando la niñez espiritual quede atrás y se llegue al hogar eterno donde la madurez espiritual sea real. El valor de lo temporal debe reconocerse "porque tiene su lugar en el plan de Dios para el futuro, pero hay que poner la mirada en lo eterno. Los creyentes deben andar por la fe, sostenidos por la esperanza y sus acciones motivadas por el amor.

Aplicación

A través de la historia, la palabra "amor" ha sido interpretada mal por los que tienen pensamientos camales. Se puede ver la inferioridad de la perspectiva del mundo en la definición que Dios da del verdadero amor en 1 Corintios 13. El amor desempeña un papel tan importante en la relación con Dios y los demás que sin él todos los esfuerzos son inútiles. Los dones espirituales más visibles no pueden reemplazar el amor. Las obras más nobles pierden su significado si no son inspiradas por el amor.

Al comprender las características del amor de Dios, puede que se produzca el desánimo ante una norma que parece inalcanzable. Con la fuerza natural es imposible expresar fielmente el amor de esa manera, pero el amor es parte del fruto del Espíritu. No es algo que se puede crear ni adquirir por la fuerza de la voluntad diciendo: "Voy a tener amor." La clase de amor que describe este capítulo fluye sólo del Espíritu Santo. Es la clase de amor que Jesús tiene y crecerá en el creyente mientras viva en Él y se rinda al Espíritu. Cuando hay amor, no se anuncia. Todos lo ven en lo que hace y dice el que ama.
Adorador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada